Menú Cerrar

Controla el calor de tú Hogar

Seguro que todos nosotros hemos escuchado la típica frase de invierno “¡Esa puertaaaaa!”, y es que cuando uno esta tan calentito en su hogar, cualquier fuente de frío se nota mucho más, y no sólo eso, si no que el esfuerzo que se ha hecho por combatir el frío y llegar a la temperatura deseada, puede que no valga para mucho si luego no se toman las medidas necesarias para mantenerlo.

Con esto les queremos hacer entender la idea del consumo energético que podemos llegar a necesitar de más, si no tenemos en cuenta las medidas necesarias para mantener el calor e impedir al máximo posible la entrada del frio. Ya, que  para llegar y mantener la temperatura deseada, su sistema de calefacción, tendría que hacer mas trabajo, llevando a un derroche considerable de consumo energético, y con ello lo que esto conlleva, el aumento en sus facturas y disminuyendo su confort.

Así que vamos a intentar ayudarlas a disfrutar lo mejor posible de su sistema de calefacción, para que aprovechen al máximo el ahorro que aportan las calderas de condensación y el resto de nuevas tecnologías.

Para conocer bien los puntos de pérdida de calor de tu hogar, llamados también puentes térmicos, sería necesario hacer un análisis termográfico. Pero, aunque de forma no tan precisa, se conocen a modo general cuales suelen ser estos puntos y mas o menos la cantidad de calor que se pierde.

Estos puentes térmicos más habituales son:

  • El tejado. Por él se suele perder un 30% ya que es la zona mas expuesta, y aunque no estemos en la planta más alta, este hace de puente térmico hacia nuestro techo. Por este motivo conviene que esté bien aislado-
  • Paredes. Un 25% es el que se pierde por ellas cuando no están bien aisladas.
  • Ventanas y Puertas. Pueden perder un 13% si no están correctamente selladas entre el marco y la pared, y en el caso de las ventanas, siempre es conveniente doble acristalamiento y doble ventana, pudiendo usar también alguna cortina de mayor grosor para controlar bien estas pérdidas.
  • Suelo. Por él las perdidas suelen ser del 7%, caso que no ocurriría con suelo radiante y las cuales también se controlan mediante el tipo de suelo o incluso usando alguna alfombra.

A todas estas fugas de calor se le suma alguna más como el caso de las tuberías que conviene aislarlas.

En Aarmar Calderas esperamos haber contribuido a sacar el máximo provecho de su calefacción que junto con una caldera de condensación les puede llevar a tener un gran ahorro y beneficiar al medio ambiente.

Abrir chat